- Profesión Solemne de la Hna. Perla María de la Santísima Trinidad

Queridos hermanos en Cristo por fin ha llegado el gran día tan esperado para mi, desde que el Señor me llamo para servirle y me invito a dejar mi país y todo lo que era mi mundo; nunca pensé que sería en España en la comunidad de la  ORDEN DEL ESPÍRITU SANTO  donde me encuentro. 

Os podría contar miles de acontecimientos vividos  desde hace ya casi 8 años, en mi periodo de formación, momentos alegres y momentos difíciles, momentos de crisis y de gran paz, pero todos muy bellos y que me han ayudado a ir madurando en mi vocación. Pero con lo que me quedo es que el Señor ha estado grande conmigo y que aún conociendo mi debilidad me ha llamado, me ha fortalecido con su Espíritu Santo y me ha regalado una comunidad maravillosa formada por españolas, africanas (de Kenia y Tanzania) y mexicanas, donde se puede decir que se cumple la palabra del Señor “los que antes estebáis lejos, habéis sido acercados por la sangre de Cristo” (Ef. 2, 13), Y así en Cristo todas unidas podemos vivir  el carisma de nuestro padre fundador el Beato Guido de Montpellier. 

Ahora solo me queda invitaros a que recéis por mí en un día tan especial como es el de mi profesión solemne para que pueda ser fiel siempre y pueda vivir abandonada a su voluntad. 

Los que estéis cerca de nuestro Monasterio, en el Puerto de Santa María el día 8 de mayo la Iglesia estará abierto para todos los que quieran compartir este acontecimiento. Os prometo mis oraciones.

Hna. Perla María de la Santísima Trinidad